Las overlays son reconstrucciones que se le hacen a los dientes tras sufrir un desgaste, fractura o rotura grande como por ejemplo tras la eliminación de unas caries.

Esto le da más protección al diente así como una mayor durabilidad y fortaleza.

Es un proceso rápido, indoloro y que vale mucho la pena el hacerlo por su durabilidad y sobre todo por su protección para proteger el diente y evitar tener que hacer implantes posteriores.