SUSTITUCIÓN DE FUNDAS ANTIGUAS

Tras el paso del tiempo por diversas enfermedades de la encía y pérdida del volumen del hueso, y cuando son  fundas de metal porcelana, es frecuente que las encías se hayan retraído un poco dejando ver una linea oscura por el metal y debido a filtraciones de bacterias por debajo de las fundas, uno puede llegar a perder un diente y el soporte de esa funda decae y puede complicar aún más una sustitución que en un principio era simple para convertirse en un tratamiento más complejo. Una vez eliminadas estas antiguas fundas cuidadosamente, se toman impresiones de la boca  y se sustituyen por unas nuevas de porcelana puras ( fundas de zirconio)  libre de metal, con materiales adecuados a la época, mucho más naturales, juveniles y que dejan una sonrisa más bonita.